Cebolla Carameli-sana Especial Guarniciones

cebolla caramelizada1

La cebolla caramelizada es una guarnición económica, buena y sanísima. No nos puede faltar nunca en nuestra nevera. Colocada en un recipiente hermético la podemos conservar aproximadamente una semana, y podremos disponer de ella para acompañar cualquier plato o receta.

La cebolla cocinada tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, entre ellas, reduce los efectos perjudiciales de las comidas muy ricas en grasas. Además, es calmante de la mucosa digestiva, depurativa y diurética. También tiene propiedades emolientes y suavizantes de la piel.

Vamos con los ingredientes…

  1. 3 cebollas grandes.
  2. 3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  3. 1 rama de canela o 1/2 cucharilla de canela en polvo.
  4. 1 Molinillo de popurrí de pimientas (el de Mercadona es económico y está muy bien), o unas bolitas de pimienta, o 1/2 cucharilla de pimienta en polvo.
  5. 1 hoja grande de laurel.
  6. 1 cucharilla de sal en escamas.
  7. Agua embotellada.

Manos a la obra…

Necesitaremos una olla pequeña o mediana para cocinar la cebolla o una sartén honda. También una cuchara de plástico o madera para ir removiendo la preparación. Empezaremos limpiando y cortando las cebollas con la ayuda de una tabla de cocina grande y un buen cuchillo cebollero. Para que la tabla no se deslice le pondremos una bayeta húmeda debajo.

  • Trocearemos la cebolla en Juliana: para ello cortaremos las 3 cebollas a la mitad pasando el cuchillo por sus dos ejes o extremos (raíz y tallo). Una vez tengamos las dos mitades, las apoyaremos por su parte plana y a cada una le eliminaremos los excesos de raíz y tallo. Después de esto y con la ayuda de una puntilla (cuchillo pequeño de filo), quitaremos la piel a todas las mitades. Luego pondremos estas en un escurridor y las lavaremos pasándoles agua y escurriéndolas. Seguidamente colocaremos las mitades en la tabla y las cortaremos en finas tiras en el mismo sentido que nos marcan sus vetas.
  • Una vez tengamos las cebollas cortadas en Juliana, pasaremos a calentar la olla con tres cucharadas de AOVE. Pondremos el fuego al máximo y antes de que empiece a humear introduciremos toda la cebolla. Mantendremos el fuego al máximo. Seguidamente agregaremos la sal de escamas y removeremos. Pondremos los aromáticos: laurel, canela y pimientas y moveremos el conjunto cada minuto hasta que la cebolla empiece a dorarse.
  • Cuando los azúcares de la cebolla empiecen a volverse más oscuros bajaremos el fuego al mínimo y será el momento de ir añadiendo pequeñas cantidades de agua embotellada al conjunto. Añadiremos agua sin llegar a cubrir del todo la  cebolla e iremos removiendo ocasionalmente hasta que el agua se evapore.      Repetiremos esta operación todas las veces necesarias, antes de que la preparación se quede sin agua y durante aproximadamente 1/2 hora (o cuando veamos que la cebolla por sus propios azúcares haya tomado el color, sabor y textura deseada).

Mmmmmm…. my brown sweet onion…

Anuncios

2 Respuestas a “Cebolla Carameli-sana Especial Guarniciones

  1. Una delicia, esta noche las incuiré en mi cena!!! Excelente información la de tu blog ernes, felicitaciones. será un placer comparir en nuestro espacio, todas las recetas saludables que puedas sugerir para niños. Saludos, Betina Capace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s